5 consejos para viajar en pareja

Desarrollo:

Couple on a beachLos viajes en pareja son la cúspide de cualquier persona enamorada. El amor, playas paradisíacas, pura convivencia. Sin embargo, hay una cara oculta en este tipo de situaciones producidas por la falta de comunicación, un destino inapropiado o las circunstancias de la relación antes de embarcarse en una nueva aventura. Es por eso que os voy a exponer algunos consejos para viajes en pareja.

Elegir el mejor destino

La comunicación es una de los principales fundamentos de la pareja. Un destino que guste a ambos por igual, por diversos motivos, incrementará la motivación de viajar. Hay lugares también que pueden ofrecer atracciones turísticas diferentes para cada uno. Por ejemplo, vuestro marido desea ir a Brasil para el Mundial 2014. Vosotras podéis aprovechar el viaje para disfrutar de las playas de Copacabana. Pero ante todo se deben dejar claras las pautas, dedicar tiempo a trazar la ruta en un mapa, analizar pros y contras del destino y conseguir que el viaje sea igual de motivador para ambos.

Relaciones (in)maduras

La situación en una pareja cambia mucho de la vida cotidiana a un mes en el extranjero juntos todos los días. Es en estas situaciones de mayor contacto cuando se descubren las debilidades, defectos y virtudes de la otra persona con todo tipo de consecuencias. Una pareja que lleva un mes juntos no es lo mismo que un matrimonio asentado durante treinta años y que deciden retirarse a un país exótico durante el resto de sus días.

¿La solución? Sed vosotros mismos durante el viaje, comunicaos y elegir bien un destino simple si sois primerizos, lugares donde la fiesta, la playa y la diversión predominen (Ibiza, Santorini), un primer modo de entrar encontacto con la otra persona. También escapadas románticas de fin de semana a ciudades como París, si estáis en pleno frenesí amoroso.

Viajes románticos

Viajar no significa estar en constante movimiento, necesitando llenar huecos con pasatiempos y visitas. Durante un viaje en pareja, ambas personas deben dedicar tiempo a realizar actividades que les permitan estar juntos de forma serena, uno frente al otro, disfrutando de la relación, comentando el viaje. Un restaurante adecuado, un hotel íntimo o simple paseos en un nuevo entorno benefician la relajación en la pareja para conocerse mejor y cultivar la relación de forma tranquila.

Un poco de soledad

Viajar no significa estar constantemente pegados, pues posiblemente este aspecto juegue una mala pasada respecto a los dos primeros puntos analizados. Si a tu pareja le apetece madrugar para pasear por las calles del barrio y tomar un café, visitar un lugar cercano mientras tú estás en el spa del hotel y un largo etcétera, estos aspectos influirán positivamente en vuestro desarrollo personal durante un viaje, viviendo momentos que tu pareja posiblemente no apreciará igual. La aplicación del “tú, yo y nosotros” en un viaje, no un “nosotros” simplemente.

Viajar antes de casarse

Estar enamorado es un tesoro que hay que cuidar, mimar, oxigenarlo. Muchas parejas que deciden viajar lo hacen con la luna de miel como primera ocasión, o incluso peor, cuando tienen niños, otro tema que merece un artículo propio, desaprovechando los años de noviazgo (los más importantes para asentar la relación) sin permitir una simple escapada. Conoceos mejor viajando, aprovechando la relación sin hipotecas que pagar o niños a los que entregarse (con los cuales se harán viajes más enfocados a ellos).

Viajar en pareja supondría una lista interminables de tips impensables. También es cierto que cada pareja es diferente a otra, un mundo aparte. Sin embargo estas pautas pueden aplicarse a personas de todo tipo, según su situación y disponerse tan sólo a disfrutar, pues viajar en pareja es uno de los pasatiempos más recomendables de esta vida.

Comentarios:

Comentarios cerrados.