EL LIMÓN, EL ARMA CONTRA LA OBESIDAD Y LAS GRIPAS

Desarrollo:

limonEl limón tiene muy bajo aporte de calorías y alto aporte de vitamina. Contiene fibra y es rico en minerales entre los que se destacan potasio, magnesio, calcio, fósforo, sodio, hierro y flúor.
Según la nutricionista y dietista Elizabeth Gallego, el limón actúa en el cuerpo gracias a la vitamina C, que en abundancia refuerza el sistema inmunológico. Es decir, las defensas del organismo para evitar enfermedades de las vías respiratorias.
La vitamina C, también, al ser un transportador del hierro, ayuda a la permeabilidad capilar, ya que sin ella los vasos sanguíneos se vuelven frágiles y corren el riesgo de romperse con facilidad, provocando pequeñas hemorragias.

El arma contra muchas enfermedades:
· Elimina toxinas del cuerpo, evitando enfermedades como obesidad, artritis, gripas y enfermedades de las venas como gota, entre otras.
· Mejora la digestión, es un poderoso diurético.
· Es un excelente cicatrizante de heridas de todo tipo, aplicándolo interior y exteriormente.
En casos de hipertensión, arteriosclerosis y enfermedades cardiovasculares, es bueno porque activa la circulación de la sangre, debido a que el ácido cítrico ayuda a eliminar las grasas en las arterias y venas.

La dosis…
A las personas que padecen estas enfermedades se les recomienda beber un zumo de limón en ayunas mezclado en medio vaso de agua.
Ayuda a combatir agentes infecciosos, disolviendo sus acumulaciones y expulsándolos.
Gracias a sus propiedades refrescantes, antisépticas y su contenido en vitamina C, se recomienda hacer gárgaras con el zumo de un limón diluido con un poco de agua tibia y miel, en situaciones de alteraciones en la garganta o boca.

Propiedades nutricionales
Es indispensable, ya que le brinda grandes beneficios al cuerpo, toda vez que se consuma en cantidades indicadas y evitando pérdidas de sus nutrientes, consumiéndolo partido en trozos o preparado en limonada.
Se recomienda consumirlo una o dos veces al día ya sea en limonada, aderezos, en ensaladas, cocteles naturales u otros. Lo mejor es que, una vez partido, sea consumido lo más pronto posible.

Conservante de otros alimentos
Al adicionar unas gotas de su zumo en vegetales y frutas de fácil descomposición (manzanas, bananos), permite resaltar sus bondades y evitar pérdidas nutricionales en las mismas.

El limón para el día a día
Unas goticas de limón son perfectas para limpiar y fortalecer uñas y cutículas.
El limón potencia el efecto de la valeriana, por lo que es un tranquilizante natural sin efectos nocivos.

Cuidado, sin excesos
En general, se recomienda usarlo en porciones apropiadas, entre uno y dos limones al día, y tener precaución con su exceso en situaciones particulares. Hay que vigilar su consumo, por ejemplo, en casos de desmineralización, descalcificación, anemia, raquitismo, fragilidad de los huesos, inflamación de las encías, dientes flojos y con caries, llagas en la boca y garganta, grietas en la lengua, heridas en la piel, insomnio, acidosis, sensibilidad a los ácidos, estreñimiento crónico, inflamación de la próstata, inflamación de la matriz, vejiga o esófago.

Mascarillas con limón para la piel
· Para una piel con manchas, mezcla un zumo natural de limón con una cucharada de miel. Aplica sobre la zona afectada y deja actuar por quince (15) minutos. Repite el procedimiento día de por medio, por una semana.
· Para combatir la piel grasa de la cara, mezcla una cucharada de zumo de limón con media clara de huevo. Aplica la mezcla directamente al rostro y deja actuar por doce (12) minutos. Realiza el procedimiento tres veces por semana.
· Si lo que quieres es un perfecto exfoliante, mezcla un par de cucharadas de azúcar con un zumo de limón y aplícalo en el rostro. Deja actuar por diez (10) minutos y retira con abundante agua fría. También puede funcionar como exfoliante en otras partes del cuerpo

Comentarios:

Comentarios cerrados.