No es cosa del futuro… ¡los carros voladores ya son una realidad!

Desarrollo:

PAL-V anunció preventa de ‘Libertad’, el primer auto comercial con permiso para volar y conducir.

La idea de ver carros por los cielos ya no es un sueño ni una expectativa que solo veremos cumplir en los próximos cinco o diez años. El fabricante holandés PAL-V anunció la preventa de su vehículo ‘Libertad’, que busca ser el primer carro comercial con permiso para volar y circular.

Cuenta con tres ruedas, sus dimensiones no superan las de un carro regular y tiene la capacidad de lograr un movimiento de inclinación suave en las curvas. La compañía ofrece un precio inicial de 499.000 euros sin incluir impuestos para la versión ‘Pioneer’, que tiene la posibilidad de personalización. El modelo estándar, denominado ‘Sport’, fue anunciado a un costo de 299.000 euros.

 

PAL-V optó por crear un giroplano, que a diferencia de un helicóptero, es mucho más fácil de volar y más seguro. Cuenta con un rotor (el corazón de la turbina eólica) que está continuamente en autorotación por el viento sin necesidad de usar un motor. Esto significa que si los motores fallan, solo será necesario bajar la nariz suavemente para que el vehículo caiga como un paracaídas lo que disminuiría los riesgos en caso de accidente.

A diferencia de su competencia, el carro de PAL-V cumple con los reglamentos de vuelo y conducción existentes en Europa y Estados Unidos. Tiene un sistema de conversión semiautomático (SACS) que toma sólo de tres a cinco minutos para pasar de modo de vuelo a conducción y viceversa. La hélice se oculta mientras el carro está andando en carretera, donde el vehículo puede alcanzar velocidades de hasta 160 km/h. En el aire llegará hasta los 180 km/h.
De acuerdo con la compañía, en tan solo 20 metros puede hacer un giro completo y volar hacia atrás, por lo que es mucho más seguro maniobrar en áreas estrechas. Otra de las ventajas es que por su compacta longitud (comparable con el tamaño de un Volkswagen Golf) se puede parquear en cualquier lugar, incluso en un garaje con techo bajo

Comentarios:

Comentarios cerrados.