Tu pelo, durante y después del embarazo

Desarrollo:

pelo_embarazo1La mayoría de las mujeres observa en estos nueve meses que tienen una cabellera más sana, exuberante y gruesa. Sin embargo, al término del proceso esto cambia. La gestación es un etapa en donde todo el organismo sufre modificaciones que, por supuesto, también afectan nuestro pelo, cuyo ciclo natural se divide en tres etapas:

Anagen: esta fase es la de crecimiento, cada fibra capilar se incrementa una pulgada y media cada mes en un lapso de dos a seis años
Catagen: es un periodo de “descanso” que dura de dos a tres meses
Telogen: se presenta una caída gradual, que ocurre al lavarse o cepillarse
En la gestación

Probablemente en esta etapa notarás que tu pelo es abundante. Esto se debe a que hay un incremento en los niveles de estrógeno que hace que los folículos capilares entren a la fase anagen y aumente la producción de éstos por arriba del promedio; asimismo se pierde menos y, por lo tanto, se ve más grueso.

Los altos niveles de estrógeno aceleran el metabolismo, lo cual trae nutrientes al cuero cabelludo y también a otros lugares. Por eso es común que notes vello en tus pezones, panza y otras áreas. Además, muchas mujeres comen mejor y toman vitaminas, lo cual también lleva a un crecimiento saludable del pelo.

Posparto

La placenta que alimentaba a tu bebé también sale del cuerpo, por lo que experimentas una disminución dramática de los niveles de estrógeno. Esto, junto con otras alteraciones hormonales, hará que la etapa catagen se acorte, adelantando la fase telogen.

Así pues, la alopecia se retrasa antes del parto pero después de éste se reanuda y es intensa. Esta pérdida excesiva casi siempre ocurre en los cinco meses posteriores al parto, afectando entre 40 y 50% de las mujeres. No te estreses, ya que es una reacción normal del cuerpo y sólo debes tener paciencia para regresar al ciclo normal.

Otra característica es el cambio de textura del pelo –de lacio a chino, de abundante a poco– a causa de las hormonas; éstas llegan a la corteza cerebral, responsable de darle elasticidad. Te puede tomar un par de ciclos de crecimiento –o incluso años– que regrese a la normalidad, especialmente si acostumbras traerlo largo.

¿Es normal este proceso?

Hay poca información acerca de la alopecia durante el embarazo, además existe la posibilidad de que también se reseque el cuero cabelludo más de lo normal como resultado de un incremento en la progesterona, la hormona femenina producida en los ovarios, que trabaja con el estrógeno para regular el ciclo reproductivo. Esto también puede deberse a problemas como:

Una tiroides poco o muy activa
Alteraciones y desequilibrios hormonales
Deficiencia en vitaminas y minerales
Aborto o parto que involucre el nacimiento del niño muerto
Interrupción de consumo de píldoras o cualquier otro tipo de método anticonceptivo hormonal
Desnutrición
Si deseas apresurar el proceso para recuperar tu pelo acude a un especialista; posiblemente te recomiende un tratamiento que incluya terapia láser, dieta sana y multivitamínicos.

Reflejo de tu salud

El pelo es uno de los primeros indicadores de nuestra salud. Las mujeres que sufren de vómitos severos o tienen una dieta pobre verán en éste signos que les advierten que no están consumiendo los nutrientes necesarios, especialmente hierro. Una pequeña deficiencia de este mineral puede hacerlo seco, opaco, quebradizo y débil. Si observas cambios drásticos, habla con el especialista.

Consejos

Consulta a un tocólogo para asegurarte de que estás usando los productos adecuados
Evita usar cola de caballo, trenzas, o rollos muy apretados, pues pueden causar alopecia
Elige alimentos ricos en fibra, los cuales contienen flavonoides y antioxidantes que te proporcionan protección para los folículos capilares
Usa shampoo que contenga ingredientes como la biotina y sílice
No emplees peines con dientes muy cerrados o cepillos con cerdas delgadas
Al usar secadora, plancha o tenazas, procura mantenerlas alejadas del cuero cabelludo a unos 25 o 30 centímetros y a baja temperatura
Reduce tu ansiedad. Estar estresada puede ser un factor que incremente la caída
En un ciclo normal…

Aproximadamente 90% del pelo está creciendo al mismo tiempo, mientras que 10% está en una fase de descanso
Cada dos o tres meses durante fase de descanso pierdes pelo que será reemplazado por nuevo
La caída excesiva ocurre en los cinco meses posteriores al parto y afecta entre 40 y 50% de las mujeres, pero es temporal

Comentarios:

Comentarios cerrados.